Cuando el afán me desenfoca 

71.png

No orar, no diezmar, no ir a los estudios bíblicos de la iglesia, no estudiar la Biblia personalmente, no tener un tiempo devocional...

Pareciera que describo la vida de quien no conoce a Dios. Pero no. No estoy hablando de un inconverso. Hablo de nosotros los que hemos creído en Cristo. Los que vamos los domingos a la iglesia y servimos en ella. Nos escribo a nosotros porque son tantas las cosas que no hacemos porque "no tenemos tiempo" o con la excusa de "mañana comienzo", que sin darnos cuenta caemos en pecado y se nos hace más y más difícil empezar. Luchamos día a día con los afanes y nos desenfocamos de Cristo.

Pero aún cuando dejamos de hacer esas cosas claves que debemos hacer como cristianos, Dios es glorificado. Porque si has sido llamado y escogido para Él, sentirás reprensión y dolor, literalmente dolor por no guardar Su Palabra y cumplir Sus mandamientos. Y es ahí donde confirmas una vez más Su amor y Su gracia. En ese momento somos recordados de como se renuevan Sus misericordias y del valor, en invaluable valor de la Cruz.

¡Hoy es el día hermano(a)! Hoy es el día de levantarte temprano, caer en humillación ante Dios y llorar en arrepentimiento. Hoy es el día de dejar a un lado las excusas y comenzar a vivir plenamente para Cristo.

Él no te rechazará, por el contrario, Él te espera con los brazos abiertos para mostrarte las infinitas bendiciones que podemos hallar en Su trono de gracia cuando le buscamos, obedecemos y servimos.

Así que no importa si tienes una semana o toda la vida en el evangelio. La misericordia de Dios nos alcanza todos los días y la disciplina del Padre nos corrige porque nos ama con amor eterno.

Pude haber escrito esto antes, pero creo que no necesitamos un inicio de semana, año o mes para comenzar. Estas son algunas cosas que debemos hacer para retomar nuestra vida cristiana:

  1. Orar: nunca antes había entendido en mi corazón la necesidad que como humana tengo de orar. Y es que no hay ningún otro lugar al que pueda ir a descargar mis ansiedades, miedos y culpas que ante la Presencia del santísimo Dios. ¡No la hay! Ni mami, ni papi, ni los mejores de mis amigos me entenderán como Dios lo hace pues Él me creó. ¡Que hermoso es poder descansar en esta gran verdad!
  2. Ser intencionales. Esta palabra ha ganado popularidad entre los cristianos, y es que su significado es el perfecto para describirnos. No queremos buscar a Dios, no hay nada bueno en nosotros por lo que tenemos que disponernos, ser intencionales en buscarle, porque si por nuestro corazón y carne fuera, ¡nunca estaríamos con Él! Es una lucha diaria que debemos tener con nuestra carne y nuestro espíritu.
  3. Saca un tiempo específico para estudiar la Palabra de Dios. Sea que debas dejar de ver TV, juntarte con unos amigos específicos o levantarte más temprano: ¡HAZLO! En mi caso, la única opción es levantarme más temprano, cosa inmensamente difícil para mi porque me gusta dormir. Así que aquí se une el punto dos: debo ser intencional cada día y luchar con mi cuerpo para levantarme a orar y hacer mi estudio devocional.
  4. Determina un área de tu casa que usarás  para orar y estudiar la Palabra. Es muy importante tener un espacio en el que te sientas cómodo(a), uno al que puedas llegar y sentir que es tuyo y de Dios. Será mucho más fácil para ti sentarte a estudiar en ese lugar mientras van pasando los días.
  5. Cuando en la iglesia den los anuncios, saca tu celular y pon una alarma que te recuerde diariamente los estudios bíblicos y reuniones de oración para que puedas asistir. Así no tendrás excusa para no asistir.
  6. Haz tu presupuesto mensual y los primeros acápites deben ser diezmo y ofrenda. Pídele al Señor en oración que te ayude a cumplir con este mandamiento y una vez más sé tu intencional en cumplirlo.
  7. Busca ayuda. Elige a una persona madura en la fe a quien puedas rendirle cuentas acerca de tu crecimiento y que esta pueda darte seguimiento. ¡No te imaginas la bendición que es tener a alguien pendiente de ti!

¿Qué otras cosas haces para cultivar tu vida cristiana y mantenerte enfocado(a) en Cristo? Deja tu opinión en los comentarios e intercambiemos ideas :)


¿Te gustó el artículo y crees que puedes recomendárselo a otra persona? Pinéalo en tus tableros de Pinterest para que no se te olvide.

7 (1)