Una iglesia fashionista

Blog-Post.jpg

Una iglesia fashionista

El título de este artículo que encontré en Facebook, fue lo que más llamó mi atención...

Pasadas las 8pm mientras estoy produciendo contenido y organizando algunas cosas de la semana que casi acaba, entro a mi Facebook para buscar una referencia y me encuentro con la siguiente publicación que llama mi atención:

Misioneros 2.0

Como pueden imaginar, de inmediato entré al link y comencé a leer el artículo que, con mucha información certera afirma que celebridades como Justin Bieber, Hailey Baldwin, Vanessa Hudgens, Anna Sophia Robb, estrellas de la NBA, modelos y grandes editores de moda han comenzado a reunirse en un lugar que ella, la autora del artículo, nunca imaginó: una iglesia. Pero no sólo eso, ella se sorprende de que estas celebridades han comenzado a frecuentar esta iglesia de manera abierta dejando evidencia de esto en sus redes sociales a quienes considera "Misioneros 2.0".

Al leer este calificativo de inmediato dejé todo y decidí terminar de leer la pieza con detenimiento y sobretodo a la luz de la Palabra. Continúo leyendo y ella llama a esta iglesia el "Nuevo Destino Caliente de las celebridades" y se trata nada más y nada menos que de Hillsong NYC.

Tras entrevistar a  Carl Lentz, "el popular, tatuado pastor" (como ella lo identifica) de la iglesia Hillsong establecida en la ciudad de Nueva York, consiguió información de que todas estas celebridades que visitan la Iglesia son sus amistades personales, incluyendo a Kendall y Kylie Jenner, así como Nick Jonas.

La persona que escribe este artículo es una judía no practicante que llegó a los servicios de Hillsong junto a su esposo, sin saber exactamente qué esperar, pero con la esperanza de que pudieran conseguir ver a Justin Bieber y tomarse algunas fotografías. Esta chica describe la iglesia de la siguiente manera:

"Los servicios de Hillsong, duran unos noventa minutos, son muy tranquilos y en un ambiente acogedor. Gente amable te saludan mientras entras a la iglesia y te ayudan a encontrar asientos si está lleno. Una banda de rock, bien equipada en jeans ajustados y camisetas, toca música cristiana para abrir el servicio. Las letras de las canciones son proyectadas en el escenario, y la gente canta con entusiasmo. Desde el balcón, sobre el nivel de los ojos con bola de discoteca del Irving Plaza en el medio, es fácil observar la multitud. A veces, la gente presta atención a sus teléfonos, incluso en la primera fila, pero a nadie parece importarle. Después de la música, uno o más pastores predican, a pesar de que casi no se siente como un sermón tradicional. Un predicador invitado de Dallas fue muy divertido, a pesar de que estaba hablando en serio acerca de las Escrituras. De alguna manera encontró la manera de mantener la atención de todo el mundo sin dar una conferencia, y este parece ser el enfoque general para que sea fácil identificarse. También hay una tendencia a mantener el servicio correspondiente. En mi segunda visita, el pastor abrió el servicio ofreciendo oraciones por las personas afectadas por el ataque ocurrido en Chattanooga pocos días antes. Los abrumadoramente jóvenes congregantes se visten para impresionar, con  zapatillas de deporte en forma de botas, zapatos de tacón, vestidos de verano y pantalones cortos apropiados para el calor, pero no un tradicional atuendo para ir a la iglesia en verano. Muchos tienen tatuajes. Una pareja joven toma asiento a mi lado: el tipo tenía el pelo largo hasta la mitad de su espalda y jeans ajustados; la mujer tenía rizos rubios y un vestido amarillo con dibujos. Podrían haber sido los modelos para un cartel de Williamsburg, Brooklyn".

El Pastor Carl Lentz dice que no pone mucho énfasis en lo que lleva puesto, pero él tiene un innegable sentido del estilo. Su uniforme diario es jeans negros y camisetas negras que compra en la afamada boutique Oak.

¿Y qué debo pensar ante todo esto?

Como humanos es mucho mejor criticar y juzgar a los que no conocemos, es más fácil escribir de los que nunca tendremos que enfrentar cara a cara. Pero con este artículo no pretendo poner en cuestión el por qué cada una de esas celebridades asiste a la iglesia, ni nada de eso. Honestamente lo que me impresionó fue la manera en la que esta chica describió la iglesia. Si bien es cierto que las personas que están en la iglesia no son todas creyentes, entiendo que las iglesias de sana doctrina tienen ciertos aspectos que bíblicamente deben expresar, y a su vez, deben sus feligreses mostrar en sus vidas.

Como escribió el Ps. Miguel Núñez en un artículo para Coalición Por El Evangelio:

Una iglesia sustentada por Cristo, y que es columna y sostén de la verdad, va a tener un alto concepto de la santidad de Dios. Por tanto, esa iglesia va a cuidar y a reverenciar Su nombre.

Les recomiendo a todos que lean ese artículo que sin duda podrá arrojar más luz acerca de cómo luce realmente un iglesia bíblica.

¡Bendiciones!


¿Te gustó el artículo y crees que puedes recomendárselo a otra persona? Pinéalo en tus tableros de Pinterest para que no se te olvide ;)