12 versículos para cuando sientas que no puedes más

000106_2014.09.08-lightstock-107.jpg

A veces quiero renunciar. Me siento como que estoy tratando constantemente de correr más rápido y ponerme en forma para correr un medio maratón en pleno verano.

Si eres honesto(a), podrás admitir que de vez en cuando te sientes de esa manera también. Ya se trate de una relación, un trabajo, un asunto del corazón, etc., esa sensación de simplemente tirar la toalla parece una gran solución, al menos temporalmente.

Cuando necesito la fuerza para seguir adelante, el mejor lugar al que puedo ir confiadamente es a la Palabra de Dios. Espero que si necesitas aliento en este momento, lo puedas hallar a través de estos 10 versículos de la Biblia.

Recuerda: Sigue adelante, sigue corriendo, sigue avanzando, sigue orando.

  1. Puedo hacer todas las cosas en Cristo que me fortalece. Filipenses 4:13
  2. ¿No te lo he ordenado yo? ¡Sé fuerte y valiente! No temas ni te acobardes, porque el SEÑOR tu Dios estará contigo dondequiera que vayas. Josué 1:9
  3. Jesús le dijo: ¿No te dije que si crees, verás la gloria de Dios? Juan 11:40
  4. Por lo demás, fortaleceos en el Señor y en el poder de su fuerza. Efe. 06:10
  5. Oh SEÑOR, Dios mío, en ti me refugio; sálvame de todos los que me persiguen, y líbrame,
  6. Vendré con los hechos poderosos de DIOS el Señor; haré mención de tu justicia, de la tuya sola. Salmo 71:16
  7. Los que esperan en el SEÑOR renovarán sus fuerzas; se remontarán con alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán. Isaías 40:31
  8. No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos. Zac. 4: 6
  9. Dios es el que me ciñe de poder, Y hace perfecto mi camino. Salmo 18:32
  10. Estad quietos, y sabed que yo soy Dios; exaltado seré entre las naciones, exaltado seré en la tierra. Salmos 46:10
  11. «Echa sobre el Señor tu carga, y El te sustentará; El nunca permitirá que el justo sea sacudido.‭‭ Salmos‬ ‭55:22‬ ‭
  12. Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno pues tú estás conmigo, tu vara y tu callado me infunden aliento. Salmos 23:4

Si te vas a rendir, que sea ante el Rey de Reyes, Él es la única fuente de verdadera fortaleza.

¿Cuáles son los versículos que más te ministran cuando estás a punto de sacar la bandera blanca? ¡Compártelos en los comentarios!