15 razones de agradecimiento a Dios por un año más de vida

bday.jpg

Cumplir un año más de vida es un buen recordatorio de las bondades de Dios. Meditar en esto llena mi corazón de agradecimiento por Su gracia para conmigo.

Pero mientras más años cumplo, más son las personas que me dicen: ya no deberías celebrar. Y créeme que por algún tiempo lo he llegado a creer. Pero al meditar en estos 27 años me he dado cuenta de que tengo menos años por delante  que detrás; y por eso es que debo celebrar. Mi vida en esta Tierra es pasajera, y cada año nuevo es uno más vivido en Su infinita misericordia y a la vez, uno menos lejos de encontrarme con Él y verle cara a cara. Además, si para mi "el vivir es Cristo", entiendo que  hay que celebrar un nuevo año de vida ¿no?.

Y por eso les comparto 15 razones por las que estoy agradecida y gozosa de estos 27 años de vida.

1. Dios me ha librado de mi esclavitud al pecado, me sacó del lodo cenagoso y me ha dado vida eterna por los méritos de Cristo.

2. Todo cuanto ha acontecido en mi vida (bueno o malo) Él lo ha orquestado.

3.- Fui creada por Él y para Él y en Él está seguro mi futuro.

4. Fui hecha a imagen y semejanza de Dios, él ha infundido en mí el aliento de vida.

5. El Señor me ha bendecido, ha hecho resplandecer su rostro sobre mí y ha sido muy bueno conmigo, sin yo merecerlo.

6. Dios en su gracia me ha dado a Cristo, que ha cumplido la ley en mi lugar y me transfiere a su propio récord perfecto de obediencia.

7. Dios me ha dado una herencia en su tierra prometida, una herencia que nunca puede perecer y que ha sido reservada en el cielo para mí.

8. Jesús está sentado en el trono del universo, y él es quien gobierna mi vida.

9. Dios ha sido lo maravillosamente bueno conmigo que me dio a mis padres terrenales quiénes supieron proveerme todo lo necesario y más aún su amor incondicional.

10. En Su infinita gracia me regaló la mejor hermana que jamás pudiese haber pedido.

12. Me ha regalado amigos que me acercan más a Él, de esos que como dice Proverbios 17:17 son como un hermano.

13. Se ha revelado a mí en formas inconfundibles, inevitables a través de las tormentas en mi vida para que yo pueda decir como Job: "De oídas había oído hablar de ti, pero ahora mis ojos te ven".

14. Tengo confianza sabiendo que el día de mi muerte será mejor que el día de mi nacimiento, por que llegaré a la ciudad de Dios.

15. Tengo esperanza porque sé que el gran amor del Señor no cesa; sus misericordias nunca llegan a su fin; Nuevas son cada mañana; grande es su fidelidad.

Estas son solo 15 de las tantas que vienen a mi mente y al escribirlas mi alma es sobrecogida en gratitud, porque nada de esto merezco.

Por eso hoy celebro que en Él soy redimida, aceptada, adoptada, perdonada, libre y feliz.

¡Feliz cumpleaños a mi!